Entrevista a Golden Salt: "La música es anular fronteras, eso la vuelve universal". Alejandro Leibowich



Eleonora Loi y Arianna Mazzarese

Alejandro Leibowich


En los años 60, el escritor cubano Alejo Carpentier, hablando en el RTVE, dijo: ¿qué es la cuenca mediterránea, sino una gran cuenca de mestizaje? Por cierto, Carpentier, si lo escuchas, es una prueba de mestizaje por su forma de hablar, con una extraña mezcla de español cubano y francés. El carácter de las mezclas, las fusiones y el crossover que impulsó a personas como Yehudi Menuhin y Ravi Shankar, y que se confirmó en personalidades del pop como George Harrison o Donovan durante esos años hoy se extiende a sucesores "espirituales", como Peter Gabriel, Sting o Anoushka Shankar. Italia se encuentra en el centro del mar Mediterráneo, y también el centro de muchas revoluciones culturales, desde la época de los antiguos romanos. Estamos pisando el sur de Europa y nos mojamos entre islas, archipiélagos y el mar Adriático. Vale la pena, los etruscos, los romanos antes mencionados, los griegos y las civilizaciones antiguas como los Nuraga estaban allí. Algunas personas a veces se preguntan cómo será caminar sobre tanta historia. Estamos en la cuna real, no teórica (platónica) del humanismo y el Renacimiento, algunos culpan a la Toscana, entre ellos se dice que tanto el magma como los cambios evolutivos e históricos son culpa de personas como Puccini. Aunque tal vez confundan al personaje Tosca con un adjetivo de región. De todos modos, el motor hacia el futuro no se detiene, es imparable como la vida misma, conducción permanente y aquí encuentro un doble desplazamiento eléctrico: Arianna Mazzarese y Eleonora Loi, un contrapunto y una monodía acompañada.
En los años 90, según su intuición, personas como Cobain entendieron que eran una sucesión de algo. Tanto en estética como sonoridad, (además de compositor fue diseñador gráfico). Seguramente (seguro) no sabía quién era Leonino o Perotino, Pachelbel e incluso Bach, pero por tradición cultural debieron haberle llegado de alguna manera. Escuchó a Led Zeppelin, por ejemplo, y Jimmy Page fue la suma de muchas cosas. Formaba parte de una tradición de contracultura, pero inmersa en la cultura de la Gran Manzana. "Nirvana es una banda punk, en cualquier caso, seríamos lo que queda, post punks". Al parecer, Kurt a veces podía salir de sí mismo y ver todo desde afuera, como un tercero. A veces, no siempre. Bandas como Green Day tomaron una tradición menos suicida utilizando bases sólidas (bajo y batería), adhiriéndose a temas que se llamaban "música alternativa" en ese momento (ahora también), y todo el catálogo que MTV podría proporcionar. Personalmente, creo que un músico no debería tener al menos para su actuación una “hoja de ruta" tan definida, tan pavimentada. Dejemos eso un poco para quienes manejan los sellos, catálogos y para los historiadores que vendrán.

Diálogo con las dos manos del teclado que es Golden Salt

A.L.-Hola, Arianna, sos un poco la voz del dúo, la mano derecha, por registro (la más fuerte y más audible), y por el papel que los instrumentos como el violín han tenido generalmente de forma clásica. Desde el siglo XX, los solos de guitarra eléctrica de Chuck Berry, Hendrix o Steve Vai le deben mucho a esta tradición. Desde el pasado, Paganini aconsejó a sus discípulos que estudien guitarra para ampliar sus "conceptos de armonía", tiene algunas obras simples para seis cuerdas. Pero vamos a cuál es tu papel ahora. ¿Qué entendés siendo violinista en la música clásica y popular de hoy?

Arianna: Hola Alejandro, para empezar, ¡gracias por la hermosa presentación! Tu pregunta se centra en el punto focal de lo que significa ser violinista hoy. Ser músico clásico en el siglo XXI representa un papel muy extraño y evolutivo, como lo muestra mi camino con el violín: en la primera parte de mi vida estudié el violín durante 10 años en el Conservatorio de Florencia, concentrándome exclusivamente en la música clásica, que yo amaba y todavía amo. Fui violín solista, de orquesta y música de cámara. Cuando me gradué en violín, conocí a Eleonora, quien me introdujo en el mundo del punk-rock-metal, que hasta entonces había sido absolutamente marginal en mi vida. El rock me dio una libertad expresiva muy liberadora con el violín, una libertad que creo que ha aumentado mis habilidades expresivas y escénicas, cambiando la perspectiva de lo que significa la interpretación. El crossover ahora es parte de mí, amo la música clásica, pero también amo el poder y la informalidad del punk-rock, y quiero combinarlos en mi proyecto artístico. Por otro lado, esta libertad es posible a un alto nivel sólo gracias a las sólidas bases técnicas que proporciona la música clásica.

A.L.-Hola, Eleonora, sos el contrapunto, la base que sostiene el discurso musical, la mano izquierda, se podría decir que sin tu papel todo está en el "aire". Veo que como recursos usualmente manejas los más elementales, desde la guitarra acústica (acá también usamos mucho cuerdas de nylon) y la eléctrica con overdrive. Sin multiefectos y sin saltar en la pedalera, como dijo alguna vez el guitarrista argentino Norberto "Pappo" Napolitano. B.B King admiraba muchas cosas de él. ¿Es esta una decisión "estilística", o pensás en expandir el espectro tímbrico? Tenés mucha ductilidad por lo que puedo escuchar... ¿Qué entendés por ser una guitarrista eléctrica o electroacústica en la música clásica y popular de hoy?

Eleonora: Sí, en cierto sentido mi guitarra es la base en bruto sobre la cual se expresa el violín refinado de Arianna. A menudo pienso que podría ampliar mi espectro de sonido usando otros pedales o efectos y definitivamente lo haré, pero la verdad es que me encanta el sonido crudo de una sola distorsión de guitarra cruda. Me gusta tocar con este sonido de una manera simple pero a la vez firme, y fue una decisión estilística dictada por el gusto de elegir dar un carácter de rock-metal a las sonoridades de la guitarra incluso en las canciones pop, y no sólo en nuestras canciones originales. Ser una guitarrista eléctrica o electroacústica en la música clásica y pop hoy para mí es lo mejor porque puedo disfrutar de las sabias complejidades de la música clásica y la malicia y los poderes electrónicos de la música moderna al mismo tiempo. ¡Quedo en una posición llena de posibilidades y por lo tanto resulta muy estimulante! Acá en Italia, el crossover todavía tiene una audiencia reducida pero creciente, pero vemos que en muchos otros países es muy apreciado.



-Arianna y Eleonora cuenten un poco sobre sus comienzos, sus estudios, por qué eligieron lo que eligieron y lo que señalan como futuro ¿podrían incluso visualizarlo mentalmente? Dicen que tenemos un tercer ojo que nos da esas facultades, desde el hinduismo hasta el propio Descartes, que hizo gráficos de la glándula pineal, estaría allí...

Arianna: Bueno, nuestros comienzos son muy diferentes. Yo comencé a estudiar el violín a los seis años. Estudié casi exclusivamente música clásica hasta los 20 años. Eleonora compró su primera guitarra a los 11 años en su isla natal, Cerdeña. Dos años después, compró su primera guitarra eléctrica, e inmediatamente comenzó a tocar su amado rock y pop en varias bandas, fundando el "Sindrome Acustica". Nuestro futuro es, por supuesto, juntas, no sólo en la vida privada, sino también en nuestros géneros musicales, clásico y rock. Nuestro crossover es nuestro futuro.

-¿Cómo es un día de práctica conjunta y cómo es la sincronía y el "bluetooth" mental que les permite sonar tan bien, tan cronometrado?


Arianna: Toco el violín todas las mañanas. Primero técnica: escalas, estudios de violín y música clásica. Practicar todos los días es realmente necesario para ser un buen violinista. Amo a Bach y utilizo algunas de sus violín Partitas y sonatas para practicar.

Eleonora: Comienzo el día ejercitando el ritmo y la potencia de las manos en la guitarra acústica, resulta un metrónomo que desarrolla una técnica pura. Luego dedico algo de tiempo a las canciones "en proceso" en una sesión separada. Después toco junto con Arianna en la guitarra eléctrica, y juntas organizamos las versiones de las canciones buscando el cuidado de común acuerdo de sonido y también en los movimientos del cuerpo, ¡sólo somos dos pero ocupamos un escenario completo!

-¿Cómo es su vida por separado? ¿Qué otras actividades las ocupan?

¿Podrían describir un día de su vida tanto en la música como fuera de ella? Comencemos con Arianna.


Arianna: mi día comienza con la práctica del violín. Las mañanas están reservadas a la música. La tarde está reservada para nuestro proyecto Golden Salt, esto incluye videoclip, estudio de grabación, preparación de conciertos. Finalmente, el deporte es muy importante para mí, y practico Karate tres veces por semana aquí en Florencia (en el mismo gimnasio dojo de Eleonora). Después de la cena, me encuentro con mis amigos y me olvido del trabajo por un tiempo.

Eleonora: cuando no estamos fuera de la ciudad para asistir a conciertos, en ese caso el cronograma del día lo dicta el evento en cuestión. Me levanto por la mañana y después de un buen café hago todo lo posible para ordenar y limpiar la casa en un tiempo récord, después de lo cual puedo dedicarme al estudio musical con mis guitarras. En los días en que termino temprano me dedico a las matemáticas y la física. Arianna y yo nos conocimos en la universidad donde ambas nos graduamos en física y sigue siendo un pasatiempo del que nos gusta hablar en nuestro tiempo libre. Por la tarde, trabajo con Arianna en los aspectos artísticos y técnicos del dúo Golden Salt y co-abrimos temprano en la noche con un hermoso entrenamiento de artes marciales, que nos da energía física y mental incluso para estar en el escenario. Por la noche resulta un buen momento para relajarse un poco y ver amigos, ver una película o leer un buen libro.

-Arianna, un instrumento es para el intérprete consumado, algo ya "integrado" a sí mismo. Como una especie de extensión de tu cuerpo. Por otro lado, se dice que el único sonido que existe que sale de la nada y vuelve a la nada, como si se "conjurara" con el aire y no cansara la audición, es el de la cuerda frotada. ¿Recordás cuando comenzaste a familiarizarte con el uso del arco, cuánto te costó y los primeros trabajos y autores que ya sentías que eran tuyos, también "integrados" pero en la mente?

Arianna: Al principio, usar el arco no fue fácil para mí. Además, soy zurda, lo que no me ayudó con la mano derecha (pero sí con la mano izquierda y los dedos). Sin embargo, me apasionaba mucho el violín ya a los 14 años, y alrededor de los 16 realmente me sentía en sintonía, mental y físicamente con mi instrumento con los conciertos de Mozart y las Partitas de Bach.





-Eleonora, aunque la guitarra se convierte en parte de tu cuerpo, se dice por ejemplo en el caso de la clásica que no existe una "posición perfecta". La guitarra tiene una mística y una magia que es compleja de entender, ¿y quizás sea mejor? Aunque tiene limitaciones "armónicas" en comparación con instrumentos como el piano, permite percusión, notas apagadas, un sonido muy personal... Casella, un compositor y teórico que debes conocer, dijo que por volumen se limitaba a grupos pequeños. Pero es comprensible, Alfredo no podía ver tanto futuro, ni nosotros... Creo que no hay glándula pineal que se resista a eso. No sabía de la amplificación que se avecinaba, o sobre Al Di Meola, John McLaughlin o Joe Satriani... ¿Recordás tus primeros estudios, probablemente con autores como Tárrega, Sor, Carcassi...? ¿Cómo te apropiaste física y mentalmente de tu trabajo?


Eleonora: ¡Pero ciertamente es mejor! Me gustaría saber qué diría Casella ahora a la luz de todas las posibilidades que tenemos disponibles hoy, ¡sería muy interesante! Hablando de los guitarristas que mencionaste, Joe Satriani fue un punto de referencia para mí cuando comencé a estudiar virtuosos solos de guitarra durante mi adolescencia, e incluso recientemente repetí su canción de verano en el escenario con Arianna. Mi entrenamiento mental nació con el folk-rock sardo, con toques de metal que enriquecieron todo de una manera insustituible. En cuanto a la clásica, desde que era chica había estudiado solfeo y piano, pero la clásica en la guitarra la redescubrí sólo cuando conocí a Arianna.



-La Accademia Nazionale Di Santa Cecilia (una de las mejores casas de enseñanza musical del mundo) está en Roma, ¿dónde viven ahora? ¿Y cómo está el movimiento urbano por ahí?

Arianna: Actualmente vivo en Florencia. Mi padre tiene el gran honor de trabajar en Roma, en la Academia de Santa Cecilia, que está a 300 km de Florencia. Personalmente, nunca he tenido nada que ver específicamente con esta importante institución musical. Sin embargo, mi padre me transmitió el amor por la música, que cultivé en mi ciudad natal, Florencia, en el Conservatorio Luigi Cherubini, y siempre lo agradeceré.

-¿Qué música generalmente se escucha hoy en Italia y qué música escuchan? ¿Por qué?



Arianna: aquí en Italia la música instrumental aún no es fuerte. El género favorito de la mayoría de los italianos es el que tiene una voz solista fuerte, pensá en el súper popular Festival de la canción italiana de San Remo. Sin embargo, la música instrumental y crossover está ganando impulso, y aunque todavía repercute en pocos espacios, está comenzando a fascinar incluso al público italiano.

Eleonora: Me encanta escalar por el gran rock internacional: AC/DC, Guns N' Roses, etc. Me encanta el ritmo y la fuerza que este género transmite. Pero si voy a una fiesta, me agrada aunque haya música reggae, dub y folk.


-Por lo que escuché, hacen una fusión de estilos y arreglos para el dúo. ¿Quién estaría a cargo de estas cuestiones?



Eleonora: nuestros arreglos crossover se construyen juntos en todas las fases. Generalmente contribuyo más a la parte rítmica, y Arianna, con su bagaje clásico siempre logra aportar con citas de música clásica. Tocamos juntas, probamos ideas y, a veces, discutimos animadamente, todo para obtener un resultado que satisfaga a ambas, al estilo Golden Salt.


-Sus videos son muy buenos, llenos de vida e ironía. Realmente con una estética y cuidado envidiables. Si llego a ver a Isabelle Huppert por ahí, no me sorprendería, hay cosas que me recuerdan a Chabrol. Piensen que aunque sé algo sobre el lugar, no dejo de ser sudamericano, y esa subjetividad siempre me condiciona. El cine italiano influyó mucho en el argentino (sobre todo en fotografía), basado en el llamado neorrealismo. En teatro se usa el término Persona, que significa por etimología "máscara". El escritor Ernesto Sabato, se preguntaba qué cara mostramos y cuál es nuestra verdadera cara, que sigue siendo una máscara. ¿Les cuesta el tema audiovisual? ¿Cómo se llevan con eso? En la edición actual de música digital, ahora hay un nuevo canal, y es la imagen...


Arianna: Gracias por tu apreciación de nuestros videos actuales. Estamos totalmente de acuerdo con vos en que la imagen ha ingresado al mundo de la música de una manera poderosa. Los videos musicales son, por lo tanto, un punto central en nuestro futuro de producción musical. Este es un cambio que se da en las últimas décadas, que ha condicionado no sólo la idea de ver música, sino que también está cambiando, en mi opinión, la forma de hacer música. Pensá que hoy en día el escenario de una actuación musical es importante, y, en nuestro caso, queremos que sea tan dinámico como la parte musical. Fijate en artistas talentosos, como Lindsey Stirling, que combinaron sus propias performances de baile con sus propias actuaciones musicales. La música "se muestra" hoy, por eso acabamos de generar una producción de video firmada como "Golden Salt" que está activa rodando ya en los próximos videos. Producir videos musicales de calidad es costoso, requiere energía e ideas creativas, habilidades técnicas y operadores de video. No menos para nosotras, porque nos centramos en el mundo de las únicas "ondas sonoras". Y resultó muy difícil comenzar a producir videos musicales, pero gracias a la ayuda de profesionales como Salvatore Billeci, de Videopro24, que produjo cinco de nuestros últimos videos, comenzamos a ingresar al mundo de lo "visual".  Ahora la aparición de los videos resulta constante y ya es una parte del cuerpo completo de nuestra pasión creativa y musical. Nuestro objetivo está en YouTube, queremos hacerlo bien y estamos en ruedo con nuestro próximo video musical.


-Alguien me dijo hace mucho tiempo cuando comenzó toda la cuestión de la Unión Europea: "Ya no sé si somos países, no sé si soy italiano o alemán, somos cada vez más y más europeos". No sé si eso es tan cierto actualmente... Los recursos desarrollados en Internet, cambian un poco la cara a todo. ¿Somos realmente más y más "globalistas", o es lo que me parece? Derrida, un filósofo francés, habló sobre el concepto de “mundialización”, antes de que suceda en la práctica.


Eleonora: Honestamente, podemos responderte muy bien sobre esto. Ambas nos sentimos ciudadanas absolutamente europeas. Somos firmes europeístas, y te diremos más: sentimos que somos ciudadanas del mundo. Nuestra audiencia, con Internet y YouTube, es el mundo entero. La música no tiene límites, y nunca querríamos ningún límite entre personas y pueblos.

-Vengo de entrevistas inmersas en cuestiones de la música. Con la de la pianista estadounidense Beth Levin, para mí es una especie de versión femenina de Glenn Gould cuando interpreta a Bach y otra con María Susana Azzi, quien es una biografía de Ástor Piazzolla y comenzamos con su libro, que por cierto me parece muy completo. ¿En qué música piensan si menciono Buenos Aires o Argentina? Lo que te atrae, si sos italiano, puedo asegurarte que te sentís muy cómodo en lugares como la ciudad de Buenos Aires (lo digo con evidencia que puede argumentar eso en amigos cercanos). Incluso Daniel Barenboim lo dice, pero al revés: "Al ser argentino, ser latino, me siento cómodo en lugares como Italia, son los que prefiero cuando estoy en Europa".


Arianna: Lo que dices mucho tiene sentido. Ambas estamos seguras de que nos sentiríamos absolutamente como en casa en Buenos Aires y en Argentina en general.

Eleonora: Nos imaginamos el calor argentino sin esfuerzo, y la verdad no podemos esperar para visitarla y tal vez tocar allá algún día. Conocimos argentinos maravillosos y siempre hubo una gran empatía.




-Lo sensual en su música, ¿qué lugar ocupa? Me refiero a un inevitable juego de seducción en ella, de la imagen y de ambas.


Arianna: La feminidad en nuestro dúo resulta un elemento obvio, y en algunos de los próximos videos el aspecto de la sensualidad también se convertirá en parte de nuestras producciones por sí mismo, y estaremos encantadas de mostrarlo. Sin embargo, incluso si se toma como eje, la sensualidad no será el elemento principal, ya que nuestro proyecto se basa en muchos aspectos que queremos mejorar: la arena, la energía, el rock, la lucha social, las ciencias, la astrofísica, artes marciales en la música. La sensualidad no estará oculta, pero ciertamente todo esto también estará junto con todos los aspectos de la galaxia Golden Salt.

-Uno de mis mentores musicales, una pianista italiana que aprecio demasiado, tanto que no puedo mencionarla, me dijo refiriéndose a la música que lo que hacemos 'acá' como "pasatiempo" en Italia o en toda Europa es mucho más valorado, solía compararlo con los beneficios para el turismo. También sabía cómo decirlo muy bien, también estudiaba letras y usaba la palabra "hobby" como si estuviera demoliendo algo, sin perder ni un ápice de gracia romana de la cual estaba impregnada. De hecho, no sé qué puedo decir al respecto... Tal vez diferentes sistemas... ¿Qué opinan del "negocio" de la música hoy? Las grabaciones, la reproducción en vivo, las personas a cargo de todo, las plataformas de distribución de contenido...

Arianna: acabamos de ingresar al mundo de la distribución digital y, a pesar de haber recibido varias propuestas de contrato, hemos optado por hacerlo sin una etiqueta externa. Estamos comenzando a distribuir nuestras versiones y nuestras canciones originales en Spotify, Apple Music, Deezer y ya hemos entendido que el negocio de la música es muy articulado y se actualiza constantemente. Por lo tanto, se debe tener mucho cuidado y estar atento para seguir los cambios. Hoy en día, las transmisiones son más importantes que el CD vendido a veces. Este es un gran cambio respecto de hace 20 años. Pero todo esto es acerca de negocios. La base sigue siendo una buena producción musical. La web parece ser bastante democrática. ¡Ya veremos cómo va!

-No siempre estoy en la zona, pero estoy seguro de que los conservatorios de la ciudad de Buenos Aires y las provincias no dudarán en recibirlas si lo desean, ni siquiera por un segundo. Supongo que lugares para tocar en vivo tampoco. Recientemente, una encuesta especializada en acústica lírica, colocó al Teatro Colón como el teatro con la mejor acústica del mundo. Si no es cierto, puedo asegurarle que no es malo. ¿Están interesadas dado el caso de venir a tocar a este país?

Arianna: por supuesto. Nos encantaría. Estamos absolutamente seguras de que nos encantaría tocar en Argentina. Además, nuestro proyecto musical es instrumental, por lo que sería fácil transmitirlo y sentirnos allí.

Eleonora: Sobre el Teatro Colón sería increíble visitarlo y probar su acústica. Aquí en Florencia acabamos de construir nuestro Golden Salt Recording Studio. Al hacerlo, realmente nos ocupamos de los aspectos acústicos y físicos. Además, nos formamos un poco como publicistas y publicistas de sonido, ¡y tenemos mucha curiosidad por probar este teatro!

-Resulta todo un tema la cuestión del Teatro Colón, Eleonora. Hay también otros lugares de todos modos. ¿Qué literatura las formó? ¿Cuál les gusta y sienten más provechosa?


Arianna: a mí la literatura clásica. A partir de 20 años conocí la cultura rock y pop y los amé. Tanto en la música como en la escuela.

Eleonora: Por supuesto: rock, folk y metal. Mezclado con música popular sarda.



-Las fusiones de lenguajes siempre ocurrieron un poco. Entre las personas que han publicado material en el sitio donde están saliendo, está Cecilia Szperling, quien fue pareja del songwriter Andrés Calamaro, ella es escritora. También hace algo de música. El primer tutor musical de Andrés fue Violeta de Gainza, es una referencia mundial. En algún momento estudié material de esta pedagoga. ¿Qué opinas del trabajo multidisciplinar?

Eleonora: Creo que el trabajo multidisciplinario es basilar hoy. No podés ser completo si estás enfocado en un solo aspecto. La vida deviene compleja, y ser inteligente y flexible es la clave para la vida moderna, tanto en aspectos mentales como físicos.

-En cine, televisión o Internet, ¿qué suelen ver? ¿Qué bandas sonoras y sus respectivos autores las influenciaron?


Arianna: Ambas amamos todo tipo de buenas películas, desde los clásicos hasta las series de televisión. Solíamos ver Netflix y también vamos al cine aquí en Italia. Realmente apreciamos las películas independientes y el festival.

-Su próximo movimiento, el más cercano, el más mediado sería...

Eleonora: “Knoknin 'On Heaven's Door”, nuestra versión de portada instrumental. Saldrá en unos días en YouTube. ¡Estamos ansiosas por publicarla!

-Bueno, es un placer hablar con ustedes. Arianna saludos a tu padre Gregorio, que por cierto resulta muy cortés, es instrumentista y está a cargo del departamento juvenil de Santa Cecilia. ¡Gracias a los dos!


Arianna: También a vos.


Eleonora: Gracias.





No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.